«Es como un pueblo pequeño con gente muy rica»

En esta ocasión hablamos con Julián Monge, vicepresidente de la Asociación de Vecinos del Casco Antiguo y propietario del local ‘El Silencio’, un espacio que llena el barrio alto de la ciudad de cultura y gastronomía extremeña.

  1. Defina su actividad o su vida en el Casco Antiguo de Badajoz.

 Mi actividad en el Casco Antiguo desde que llegué a Badajoz y compré este edificio  ha sido muy positiva. En un inicio quería que fuese mi casa cuando vine del extranjero, pero me di cuenta de que tenía una gran fortaleza entre mis manos, por lo que tomé la decisión de dejar mi trabajo entre París y Los Ángeles para desarrollar lo aprendido aquí en una ciudad como Badajoz, que es un núcleo urbano abierto; por lo que decidí centrarme en dinamizar el Casco Antiguo de la ciudad a través del ocio y de actividades creativas y culturales que la ciudad me propone.

  1. ¿Merece la pena vivir o trabajar en él?

Si merece la pena, estoy muy contento de vivir aquí, me encanta  el centro de esta ciudad porque es como un pueblo pequeño con gente muy rica,  con muchas iniciativas personales y con mucho que decir, por lo que me gusta mucho estar aquí y nutrirme de todo ello.

Me parece  muy bonito despertarme y poder subir a la Alcazaba y recrearme entre las colmenas y las vegas bajas, soy un enamorado del Casco de Badajoz.

Sus calles son maravillosas, fotografiadas por un montón de gente, con una luz muy rica y transparente que nos baña de una riqueza absoluta.       

Calle El Silencio                                                                                       

  1. ¿Cuáles son sus carencias?

Las carencias que yo veo principalmente en este barrio son urbanísticas; como las aceras, los sistemas de iluminación, los contenedores, todo  podría estar bastante mejorado.

Otra carencia es la seguridad ciudadana, creo que es un tema que está bastante abandonado. Cuando yo llegué aquí teníamos dos comisarías de policía que prácticamente han desaparecido, lo que provoca una mayor inseguridad al no haber tránsito de motos y coches policiales.

  1. ¿En qué lo mejoraría?

Bueno pues aparte del urbanismo y la seguridad, me centraría en traer más espacios al centro de la ciudad, como cuando yo aposté por esta zona y la llené de productos gastronómicos extremeños; para conseguir que  volviera a ser algo parecido a los años 70,  cuando se colocaba el mercado en torno a todas estas calles peatonales. Yo llenaría esto de gente que se implicara en la realización de proyectos profesionales.

También la mejoraría para  potenciarla más desde el punto de vista turístico, porque yo entiendo que las ciudades tienen que hacerse grandes y llenarse de establecimientos comerciales como el Faro, Decathlon o  Leroy Merlín  que le dan  impresión de una gran y real ciudad comercial, pero se pierde un poco la parte histórica, como esas grandes vistas desde la carretera de Cáceres de la maravillosa Alcazaba, que te sugiere inmediatamente entrar en la ciudad. Pero luego llegas a la Alcazaba y ves que aún no se están proponiendo ni a nivel gastronómico, ni comercial ni cultural grandes cosas para que la gente frene y pare en esta parte, por lo que veo necesaria una mayor inversión, ya que esta ciudad con muy poco amor que se le eche es espléndida.

  1. ¿Entendemos que también existen cosas destacables o positivas?

Por supuesto, desde que yo llegué hace 4 años el Casco Antiguo de la ciudad ha mejorado mucho y sobre todo gracias a iniciativas  privadas como  la nueva sede de Fundación CB.

Además es un barrio que se presta mucho a todo lo que conlleva actividades, como Noche en Blanco, Almossassa, el flamenco en Plaza Alta, la Feria del libro; es un barrio muy fácil de maquillar en los momentos de ocio.

  1. ¿Entiende que existe la implicación pública en la potenciación y mantenimiento del barrio?

La gente que vive aquí se implica mucho con el barrio, tanto la gente mayor que decidió quedarse aquí y no irse a otro barrio, como la actual. Los habitantes  quieren que este barrio viva,  y lo vemos con iniciativas como el mercado que se realiza una vez al mes, actividades que queremos seguir ampliando desde la asociación de vecinos con ideas como otros  mercados con productos  extremeños, ferias del libro infantil u otros eventos, ya la gente de este barrio está muy agradecida, porque eso implica el acceso de nuevas personas y de más vida.

Exterior El SilencioPor parte del Ayuntamiento y de la Junta de Extremadura, lo que yo veo , es una actitud con el centro como si hubieran querido abandonarlo, ya que vemos que existen inyecciones económicas en otros sitios de la ciudad,  con la creación de nuevos barrios como el Cerro Gordo o Valdepasillas , algo que no entendí muy bien, porque yo pienso que teniendo tantas casas vacías en esta zona, por qué no se hace aquí la inversión y  llenamos  esto de jóvenes y familias, realizando una real inyección económica para promover y darle el valor que se merece, en vez de encargarse de descentrar el centro.

  1. ¿Qué le parece la llegada de Fundación CB al barrio?

Me parece sensacional la llegada de una entidad como Fundación CB a este barrio,  y me llena de alegría porque sé que me van ayudar, algo que no tuve en mis inicios,  y ahora su llegada  nos va hacer muchísimo bien. Queremos que ellos terminen las obras  y que haya centros que atraigan gente que es lo que necesitamos.

Pienso que Fundación CB va a servir para que esto se siga reforzando, ya que provocará el surgimiento de nuevos negocios y el reforzamiento de otros.

En definitiva creo que va a ser algo muy positivo para que el corazón de Badajoz se convierta en lo que siempre ha sido, el centro y donde nació todo

Más artículos sobre Barrio Alto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.