Raulowsky: «El Casco Antiguo fue el patio de juegos de mi infancia»

Los cascos antiguos suelen ser cuna de grandes talentos; artistas, cantantes, escritores, filósofos…, se nos vienen a la mente personajes de todo el mundo en cada una de estas disciplinas. Quizás no sea casualidad que del corazón de una ciudad brote tanto ingenio, pues siempre decimos que el casco antiguo es pura inspiración.

En Badajoz podemos decir con cierto orgullo que también contamos con esa suerte; la de cosechar talento en las calles de nuestro Casco Antiguo. Son varios los ejemplos, desde cantantes de la rama del flamenco conocidos a nivel internacional, hasta artistas, poetas, novelistas, fotógrafos, diseñadores…, de reconocido prestigio. En este blog hemos tenido el placer de recoger el testimonio de algunos de estos personajes. Hoy hablamos con uno de ellos, de esos artistas que nacieron en el Casco Antiguo y bebieron de su esencia para transformarse en lo que son ahora; hablamos de Raulowsky, Raúl Valerio; un ilustrador que quien no conozca su nombre, debe conocer su arte, porque ha “empapelado” calles de Badajoz en numerosas ocasiones firmando la imagen de grandes eventos culturales como es el Festival de Flamenco y Fado o el Festival de África en danza durante quince años, teniendo este último una exposición de su cartelería en el Edificio VS22 (que por cierto hoy es el último día que estará abierta al público).

Raulowsky, el diseñador motero que comenzó a darse a conocer por ilustrar para marcas como Harley Davidson, también es bien reconocido por atreverse a ilustrar un cómic para recordar el espíritu de Camarón, una obra que merece la pena tener entre manos por su calidad y contenido.

Qué fue primero para ti ¿La ilustración o las motos?

El dibujo fue primero, es mi forma de expresión, las motos vinieron después, es una pasión.

¿Qué te sirve de inspiración? ¿Cómo es tu proceso creativo?

La inspiración me llega a través de la música, que junto con la pintura son las formas más primitivas del arte. Por eso, cuando convergen se establece la expresión que busco.

El proceso creativo empieza en mi cabeza, luego debe pasar al papel de forma rápida como un boceto y finalmente le doy la forma en el soporte que mejor contenga esa idea, las formas habituales son el dibujo, el diseño, la fotografía y el mejor medio para mí, la impresión gráfica.

¿Con qué formato te sientes más cómodo?

Con el papel, sin duda.

¿Cómo ha ido evolucionando tu trayectoria?

Desde siempre me han gustado las artes gráficas, he trabajado mucho por encargo y desarrollado mis propios proyectos personales como diseñador, ilustrador e impresor. Sin embargo, el entorno nunca ha sido muy favorable para el arte, menos aún en provincias, por lo que si quieres trabajar en esto supone tener constancia y resistencia, o bien salir al extranjero. En general, podría decir que la evolución ha sido natural, aunque como digo nada fácil y rápida, nada que ver con lo que se ve ahora.

El libro de Camarón está siendo un reconocimiento.

También firmas la imagen del festival de Flamenco y Fado, ¿Cuál es tu relación con el mundo del flamenco?

El flamenco está en mis raíces, en mi barrio, la plaza alta, era la banda sonora de mi infancia. Es la fuente de donde bebo.

Quince años siendo la imagen del festival África en danza ¿Cómo ha sido esa experiencia?

Maravillosa, desde el primer momento disfruté mucho haciendo sus carteles, realizándolos con toda la libertad creativa. Cristina Rosa (directora del festival) es una gran amiga y profesional, con ella he compartido y aprendido mucho del arte en estado puro que viene de África.

¿Qué es el Casco Antiguo de Badajoz para ti?

El Casco Antiguo fue el patio de juegos de mi infancia, en él están todos mis recuerdos y primeros aprendizajes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.