Ángela Cortés: «la nueva sede de la Escuela de Artes va a marcar un antes y un después en el centro»

Ángela Cortés es la actual directora de la Escuela de Artes y Oficios Adelardo Covarsí de Badajoz, una Escuela de mucha tradición e historia en nuestro Casco Antiguo, motivo por el cual no podíamos dejar pasar la ocasión de hablar con ella sobre la situación actual de esta institución tan artísticamente poderosa para el barrio y para la ciudad en general. Escuela que a día de hoy permanece en la calle Porrina, pero que tiene planes para mudarse al conventual de San Agustín.

En 2018, fecha de tu nombramiento, tenías planes para modernizar la Escuela ¿Ha sido así?

En principio seguimos trabajando, no en una modernización como tal, sino en una actualización; en llevar a la Escuela acorde con los tiempos que vivimos.

Cuando entré en 2018 y pude empezar a ejercer mi cargo de directora, que fue en 2019, comencé a trabajar en todo ello, apoyándome también (tengo que ser sincera) en el trabajo que había hecho mi compañera en los años anteriores; ella también había abierto ese camino y empecé a seguirlo para darle el cambio que tanto necesitaba la Escuela. Empezamos a trabajar en ampliar los espacios, en realidad a seguir trabajando porque ya se habían planteado estas cuestiones anteriormente, cuestiones que suponían una mejora para toda la Escuela en general, para la gente que trabaja allí y los alumnos que se forman. Poco a poco han ido cambiando cosas, quizás no todas las que me hubiesen gustado porque luego llegó la pandemia y se paralizó todo. También hemos intentando que los alumnos empiecen a abrir su visión en el arte y a expresarse de forma individual, trabajamos mucho en eso. Hemos creado además concursos dentro de la Escuela para trabajar en equipo. Creo que cuando nos mudemos de sede podremos ver este proyecto de una forma más amplia.

Un año después de tu llegada surgió la pandemia ¿Cómo afectó a tus planes?

Quiero hacer una breve aclaración a esta pregunta, y es que no considero que los planes que se desarrollen en la Escuela sean mis planes, la pregunta no es cómo afectó a mis planes sino cómo afectó a nuestros planes; en la Escuela se trabaja en equipo y, aunque yo sea la cabeza visible, detrás hay un grupo de trabajo y los planes son conjuntos. Una vez aclarado esto, te contesto a la pregunta y creo que, evidentemente, la pandemia paró todo, como paró a todo el país y al mundo entero. Teniendo en cuenta que ya de por sí teníamos poco espacio y estábamos un poco hacinados, con la pandemia todo eso (que precisamente era lo que no se podía hacer) fue nuestro punto débil. Tuvimos que adaptar las clases como pudimos de forma online, siendo nuestra enseñanza el 80 o 90% práctica, había que buscar alternativas y métodos que suplieran un poco el hecho de que no pudiéramos estar físicamente trabajando en las clases. Nos condicionó ese año, el año siguiente y a día de hoy aún hay vestigios de ese condicionamiento porque no podemos trabajar todavía al 100%, tuvimos que reducir aforos de clase y todo eso se ha notado y se sigue notando.

Como comentas, uno de los principales problemas de la Escuela es el espacio ¿Cómo recibisteis la noticia de la nueva sede en el conventual?

En parte fue sorpresiva pero en gran parte no. Como ya he comentado, es una necesidad que venimos demandando desde hace bastantes años, no desde que yo estoy de directora sino muchos años atrás, sobre todo con mi antigua compañera que me consta que también luchó fehacientemente para que esto se intentara conseguir, y yo he rematado ese trabajo intentando que se escucharan nuestras necesidades. Creo que también, en ese sentido y aunque suene mal decirlo, la pandemia nos ha beneficiado porque es cuando realmente se ha visto que no solamente era una cuestión de comodidad o de mejorar la calidad de la enseñanza que ofrecemos, sino que también se convertía en un tema de salud porque tenemos alumnos que superan el aforo de los espacios y esto con la pandemia se vio agravado.

No fue tan sorpresiva porque es algo que ya sabíamos que después de tanto trabajo iba a dar sus frutos. Sí que en parte fue una sorpresa el nuevo espacio que íbamos a ocupar, es un edificio que tiene su encanto, que va a necesitar mucha rehabilitación pero que creemos que podrá convertirse en una sede muy bonita. También comentar que este espacio en su día, creo recordar que estaba de director Martínez Giraldo, se propuso para un posible traslado y no se tuvo en ese momento muy en cuenta porque surgieron una serie de problemas por los que no se pudo llevar a cabo. Entonces, que al final nos digan que es este espacio que ya habíamos solicitado, ha sido toda una celebración.

¿Supondrá la apertura de nuevas aulas y talleres?

Cuando ese traslado sea tangible va a haber mucho más espacio, vamos a tener nuevas aulas, herramientas y materiales y van a estar más preparadas para poder ofertar una enseñanza de calidad, que es lo que pretendemos.

Los talleres que se van a impartir y las especialidades van a ser las mismas que venimos a día de hoy impartiendo en la actual sede; sí que es cierto que hay una especialidad que es joyería, que actualmente la impartimos compartiendo aula, que todavía que no se ha podido individualizar del todo, pero en la nueva sede habrá un aula específica para esa especialidad. Creemos que con el tiempo se podrán crear más talleres que puedan ser interesantes y beneficien a nuestros alumnos, pero en principio vamos a quedarnos con los que tenemos, que son bastantes especialidades las que ofertamos y tenemos mucha demanda. Independientemente de que en un futuro, cuando todo empiece a rodar, podamos plantear el poder ofertar otras disciplinas diferentes, siempre con el apoyo de las instituciones que nos sustentan.

¿Cómo ves el mundo del arte en Badajoz? ¿Crees que los artistas tienen posibilidad de desarrollarse en esta ciudad?

El mundo del arte en Badajoz quizás en este último año, cuando ha ido relajándose la situación, está teniendo un nuevo resurgir, la gente tiene muchísimas ganas de crear, de trabajar en equipo, están apareciendo muchas asociaciones, equipos de trabajo. Nos estamos aunando para trabajar por el arte en nuestra ciudad, creo que el mundo del arte en Badajoz está viviendo un punto de avance.

En la medida de lo posible debemos siempre abogar por nuestra tierra. Las salas de exposiciones nunca están de más, en nuestra ciudad existen varias, pero creo que deberían crear nuevas, sobre todo para mostrar a los talentos o artistas noveles y trabajar más con ellos porque son el futuro artístico de la ciudad. Se hacen certámenes para estos artistas y se les ofertan estas salas de exposiciones, pero creo que quizás se debería un poco fomentar más eso, no solamente apoyar a los artistas ya consagrados sino buscar a los artistas noveles que están un poco escondidos. Yo soy consciente de ello día a día en la Escuela, son pocos los alumnos a los que se les brinda la posibilidad de poder exponer su trabajo en las salas de exposiciones, son ellos los que buscan con ahínco esos espacios y muchas veces se les deniega, creo que ese punto se debería trabajar y tirar un poco también de la cantera que hay de artistas en la Escuela, que a veces somos la gran olvidada y dentro de nuestros muros hay alumnos que tienen una gran calidad artística.

Como profesora de Diseño y moda ¿Qué dirías a los que no lo consideran un arte como tal? ¿Y sobre otras disciplinas que se salen de la pintura y la escultura? Como la fotografía o el diseño gráfico.

Esta pregunta me la han hecho en varias ocasiones y me pone nerviosa, tengo que ser sincera. Creo que todo aquello que se realice con el fin de transmitir un mensaje o una emoción más allá de una simple imagen o una reproducción merece ser considerado arte como tal, sin llegar a malinterpretaciones. Cuando mis alumnos trabajan en algún proyecto o en alguna pieza lleva un proceso creativo detrás, un proceso artístico que está cargado de emociones, de mensajes, investigación, de dejarse el alma en lo que hacen, yo siempre además recalco cuando crean alguna pieza que cuando la terminen sientan que es parte de ellos, que se han dejado una extremidad y que cuando tengan que dejarlo en algún sitio o comercializarlo, sientan esa pérdida. Eso es algo que trabajo diariamente con mis alumnos y que lo tienen bastante en cuenta; no solamente tienen que seguir unos cánones de estética, sino ir más allá, que diferencien la moda comercial de la moda creativa, que creo que son dos términos totalmente diferentes. Nosotros en la Escuela trabajamos más la moda de otra manera, de una manera más artística como puedan hacer las grandes casas de moda. Hoy en día tenemos acceso a miles de documentales de grandes diseñadores, podemos ver los talleres de costura de grandes diseñadores donde se ve el trabajo que lleva detrás, no solo artesano, no me voy a meter en eso, sino el trabajo artístico y creativo y las horas de investigación e inspiración, de muchas cosas más allá de lo que es la parte más técnica.

Sobre otras disciplinas cabe recalcar, o así está estipulado, que la fotografía artística está considerada como otra forma de expresión artística, valga la redundancia. La parte de diseño es un poco más controvertida porque hay gente que lo considera un mero trámite o proceso técnico con unos fines comerciales, pero creo que siempre detrás de ese trabajo hay una parte artística y algo que transmite ese mensaje y esa emoción, más allá de la simple creación de la imagen o de la simple técnica de realización.

¿Continúa siendo el Casco Antiguo el lugar adecuado para la Escuela de Artes?

Por supuestísimo que sí, es el mejor emplazamiento para la Escuela y es donde queremos seguir estando, en el centro de nuestra ciudad. Está rodeado de muchísima historia y dotado de carácter artístico. Cabe destacar que la pandemia ha frenado muchos planes y proyectos en el Casco Antiguo y ha ralentizado la mejora del barrio pero creo que hay otros proyectos que siguen adelante y que se están llevando a cabo poco a poco, como es el proceso de creación del Barrio de las Artes. Creo también que cuando la Escuela tenga su nueva sede va a marcar un antes y un después en el centro de la ciudad porque va a estar situada junto a los conservatorios, el MUBA, estaremos aún más si cabe ubicados en el centro de la ciudad y esto va a beneficiar mucho al barrio a nivel artístico y seguramente a nivel turístico y comercial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.