Alberto González «Esa zona histórica en la que se concentra lo más genuino del Badajoz pasado»

No llevamos la cuenta de los personajes que hemos entrevistado en este blog en torno al Casco Antiguo de Badajoz, pero en la variedad está el gusto y nuestro gusto es disfrutar de diferentes puntos de vista y opiniones. Hemos entrevistado a comerciantes, a los viejos y a los nuevos, a representantes de diferentes instituciones culturales, políticas, religiosas e históricas, habitantes y visitantes, hosteleros… Pero nos faltaba el punto de vista de un auténtico conocedor de la ciudad, y ¿qué mejor conocedor que el Cronista Oficial de Badajoz?

Alberto González Rodríguez, hijo del pintor Alberto Gonzalez Willemenot y Doctor en Historia del Arte por la Universidad de Extremadura, es el Cronista Oficial de la ciudad desde 1996, historiador, socio de la Real Sociedad Económica Extremeña de Amigos del País y escritor entre otras muchas facetas. Ha publicado diferentes obras sobre la ciudad de Badajoz, entre ellas, “Badajoz inolvidable”, un libro en el que podemos reconocer la ciudad pasada y compararla con la actual, “Badajoz cara al Guadiana: Puerta de Palmas y el Puente Viejo” o “Historia de Badajoz”.

Tenemos el privilegio de poder preguntarle algunas cuestiones acerca de nuestro barrio histórico que, sin dudar, nos resuelve.

Como conocedor de la historia del Casco Antiguo ¿Puede contarnos algunas curiosidades poco conocidas por la ciudadanía?

Esa zona histórica, en la que se concentra lo más genuino del Badajoz pasado, está llena de historias sugestivas, anécdotas y curiosidades. Recomendaría a los interesados la lectura de los libros de López Prudencio, “Horas Anónimas”, “Vargueño de Saudades”, y “Relieves antiguos”, en los que encontrarán relatos llenos de sugerencias sobre el lugar y los tiempos pretéritos.                            

Hace años el Casco Antiguo era el núcleo de la ciudad, la Plaza Alta su foco dinamizador, entre otros cambios que ahora mismo ni nos imaginamos ¿Qué rescataría del pasado?

Tras la eliminación, realizada con poco cuidado y sin ninguna previsión de futuro, ni para la instalación desmontada, que desde entonces se deteriora y languidece subutilizada en el Campus de la Universidad, ni para la propia plaza, que durante mucho tiempo permaneció como ámbito muy degradado, finalmente se abordó su recuperación, que se ha logrado con los mejores resultados en orden a vitalizarla como núcleo de articulación y atractivo de todo el casco histórico. El camino es seguir potenciándola.

¿Qué opina de los proyectos que actualmente hay pendientes de desarrollar, como el proyecto del Campillo?

Estimo que por su gran valor arqueológico y documental debe conservarse lo hallado en el Campillo, puesto en valor e integrado en el entorno de la Alcazaba y Plaza Alta para formar un potente foco de referencia histórica y cultural sobre los orígenes y desarrollo de la ciudad desde la etapa fundacional en época musulmana y lugar de interés turístico.

San Andrés existe, pero pocos lo valoran ¿no es así?

San Andrés, cuyo referente es una de las plazoletas más atractivas de Badajoz, sosegada y acogedora, existe, y sus moradores lo valoran. Hasta hace no mucho era uno de los barrios más vivos y con más personalidad de la ciudad. Toda la población lo conocía, valoraba y frecuentaba. Hoy ha caído en cierta falta de actividad y ha sido objeto de muy desafortunadas reformas urbanísticas que la han hecho inhóspita. Entre ellas la eliminación del arbolado y ajardinamiento que, junto con el empedrado a la portuguesa, constituían su mayor encanto.

¿Cree que hay una verdadera preocupación por la rehabilitación de las zonas más marginadas del barrio?

El interés y la preocupación de las asociaciones culturales es indudable. Y también el del ayuntamiento. Y en este sentido se está actuando desde hace muchos años, aunque sin un plan integral de largo alcance y con visión de totalidad y a largo plazo. Las continuas realizaciones llevadas a cabo adolecen con frecuencia de falta de coordinación y se terminan en sí mismas. De ahí su falta de efectividad en sentido total.

Muchas gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.