“Cada Punto de Vista” – Luis Chacón, Responsable de la Inmobiliaria Municipal

el

“Hay mucha gente que quiere venirse aquí. El perfil del ciudadano suele ser el de  una persona inquieta, joven, de nivel cultural medio alto. Creo que la demanda de venir es grande, tanto para vivir como para trabajar. Pero la gente quiere venir aquí con las posibilidades que les ofrecen otras barriadas, como tener aparcamiento, vivienda de calidad, accesibilidad, eficiencia, equipamientos y seguridad y ese es el reto”.

La verdad es que todo es más fácil, no solo para aquellas personas con discapacidad como es mi caso, sino para cualquier ciudadano, cuando existe accesibilidad real y las indicaciones resultan adecuadas. Eso pienso mientras cojo el ascensor para subir hasta el despacho de Luis Chacón, la cabeza visible de la Inmobiliaria Municipal, alguien a quien sólo conozco por la voz y que según me dicen por el pinganillo, sabe mucho sobre la situación actual, de futuro y de pasado de nuestro Barrio Alto. La botonera del ascensor está en Braille, con números en tinta pero de relieve y además tiene voz que avisa de la planta en la que te has parado. Por eso, como en otras ocasiones, pienso que estas medidas, no solo sirven a las personas como yo para tener mucha más autonomía, sino a casi cualquiera. Lo mismo que la rampa que le ayuda también a la señora que va con su carrito de la compra o al papá que lleva al bebé en la sillita de paseo. Así con todo.

Vengo a confirmar de primera mano que tengo ante mí a un hombre que puede ofrecerme mucha información y que tiene una vista panorámica muy bien documentada sobre la actual situación del Casco Antiguo pero también sobre su historia más reciente. Nada más comenzar a hablar con él, ratifico que esto que me habían dicho es totalmente cierto. Eso sí, antes de entrar en materia “Barrio Alto” toca el autorretrato que siempre pido y que Luis concreta rápido y seguro. “Soy el responsable de la Inmobiliaria Municipal desde hace algo más de veinticinco años. Antes, estudié la carrera de Derecho en Sevilla y me especialicé  en temas de empresas y permanecí algunos años en Madrid trabajando en empresas y muy relacionado con la consultoría y el sector inmobiliario o el sector del suelo. Llegué a Badajoz con la idea de montar un despacho pero finalmente se me presentó el reto de formar parte activa de esta entidad y lo acepté de buen grado. Hasta hoy, muy contento haciendo cosas nuevas y distintas y muy motivado y animado”. Pero veinticinco años se me antojan como una fecha muy redonda y le pido que haga un balance de cuánto y cómo han cambiado las cosas en este tiempo, que desconozco si, para Luis, han resultado años cortos o largos, aunque presumo que más bien cortos por la ilusión que desprende al hablar sobre el lugar en el que trabaja. “Las circunstancias son muy diferentes. Ahora los fines que se pretenden en las nuevas promociones de vivienda protegida o los parámetros como las eficiencias energéticas o las accesibilidades son nuevos aspectos que han venido a pisar fuerte, pero el fin sigue siendo el mismo: poner en el mercado vivienda accesible y asequible  para los ciudadanos de Badajoz con unos niveles de calidad muy altos y muy buenos y actuar a fondo en la rehabilitación de nuestro Casco Antiguo. En eso estamos actuando en estos tiempos y realmente he de decir que resulta difícil y duro”.

Por este particular “Punto de Vista” han pasado vecinos que viven en el Casco y que reclaman diferentes aspectos de mejoras, pero también muchos emprendedores que nos contaban la ilusión con la que despegaba su nuevo negocio o incluso gente joven que, con su casa restaurada, comenzaban su nueva vida en el Barrio Alto porque habían elegido ese y no otro lugar para vivir. Quiero analizar, por tanto, con Luis Chacón, cuál es el perfil de persona que quiere residir o trabajar en el Casco actualmente. “Hay mucha gente que quiere venirse aquí. Suele ser una persona inquieta, joven, de nivel cultural medio alto. Creo que la demanda de venir es grande, tanto para vivir como para trabajar. Pero la gente quiere venir aquí con las posibilidades que les ofrecen otras barriadas, como tener aparcamiento, vivienda de calidad, accesibilidad, eficiencia, equipamientos y seguridad y ese es el reto. No renunciar a nada por venir a vivir al Casco Antiguo”. La palabra clave o una de ellas, es “aparcamiento”. Ahí me paro y le explico que, como me han contado comerciantes y ciudadanos de a pie, es complicado venir a hacer compras, por ejemplo sin contar con más zonas donde dejar el coche. “A finales de los noventa, con dinero del Plan Urban y de otros fondos, las primeras dotaciones que se hicieron para generar atracción precisamente, consistieron en la construcción del Parking de la Plaza de Santa María que fue una obra muy compleja de efectuar debido a la situación en la que se encuentra. Además, esa misma obra se ejecutó junto con la obra de la misma Plaza, la rehabilitación del Museo Luis de Morales, la rehabilitación del Convento de los Jesuitas y la construcción de los sesenta apartamentos de la Residencia Municipal Julio Cienfuegos. Sin duda un conjunto de actuaciones muy importantes. Ahora se están estudiando otras posibilidades de parking similares porque se es consciente de que hay que generar este tipo de equipamientos para que nadie tenga que renunciar a nada, para venir a vivir o trabajar aquí. El parking de Santa María tiene doscientas veintisiete plazas y más de cien, para que te hagas una idea, están alquiladas a residentes”.

El Campillo es una de las piezas claves que podría traer buenas nuevas al futuro del Casco al igual que la llegada de la sede de Fundación CB. “Las dos acciones las considero fundamentales. Es importante atraer instituciones que serán generadoras de cultura y dinamización a su alrededor. Se puede comparar la trascendencia que,  en su momento tuvo la llegada de la Facultad de Biblioteconomía en el interior de la Alcazaba. Pues bien, otro hito para mí fundamental, reside en que la Fundación CB haya decidido establecer su nueva sede aquí, en el Casco Antiguo. Creo que va a generar una atracción tremenda y fundamental en esta zona de la ciudad. En cuanto al tema del Campillo, tengo que aclarar que es algo complejo. En estos momentos estamos acabando las primeras siete viviendas en diferentes entornos del Campillo como la Calle San Lorenzo o la Calle Concepción, entre otras. Por otro lado, en construcción hay unas treinta viviendas más y en otras fases, se encuentran hasta cien viviendas más que se tienen previstas para la zona. Que la acción pública acabe atrayendo la iniciativa privada es el objetivo y fin último. En pocas semanas estas primeras siete viviendas se van a poner a la venta. La obra de más importancia es ahora esas treinta y cinco viviendas que parten de la calle Pedalillo hacia los Jardines de la Galera  está pendiente de informe favorable de la junta… en fin, el tema se encuentra en pleno movimiento y el consistorio ha invertido mucho dinero y está plenamente volcado en las actuaciones”. Un futuro, por tanto, el que nos relata Luis Chacón, lleno de pretensiones y de realidades que me parecen casi tangibles pero que a día de hoy no lo son, aunque me quedo con que hay que pensar que lo serán más pronto que tarde, o eso se espera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.